En la actualidad, la mayoría de nuevas empresas se generan online, lo cual ayuda a disminuir los gastos de constitución y a aumentar la flexibilidad de sus actividades. Sin embargo, una de las desventajas que muchos emprendedores encuentran es que de igual forma se necesitan clientes, como cualquier otro negocio y son difíciles de conseguir en un mercado muy competitivo. La empresa no solo debe contar con una imagen atractiva, para que las personas puedan navegar y realizar las compras, sino también debe ser accesible y fácil de encontrar online para los visitantes potenciales del sitio.

¿Qué es el posicionamiento SEO?

El posicionamiento SEO es una variedad de actividades digitales diseñadas, para mejorar la posición de un sitio web en los motores de búsqueda de Google, sobre la base de palabras clave directamente relacionadas con una ubicación específica. Cuanta más alta sea la posición del sitio web en los resultados de búsqueda, más personas lo visitarán. Esto ha logrado que se convierta en el método de marketing digital más popular y rentable.

Estas prácticas son múltiples y cubren diferentes aspectos de un sitio web: la optimización de la estructura del sitio, el código HTML, el contenido del texto, la gestión de los enlaces entrantes o más comúnmente, backlinks y salientes (que desde el sitio apuntan a otros).

¿Por qué es importante un consultor SEO?

No importa lo atractivo que sea un sitio web para mirar, usar y si está lleno de mucha información importante. Si nadie sabe que existe, entonces nadie visitará la web. Es allí donde el papel de la optimización del motor de búsqueda (SEO) hace presencia, porque es un método que consigue atraer el número óptimo de usuarios al sitio, aumentando la probabilidad de finalizar mayor número de ventas.

Estrategias y funciones del SEO

Para que un sitio web tenga una buena posición en los motores de búsqueda de Google o Yahoo, depende en gran parte del contenido real del sitio y de factores como los comentarios de los blogs, los marcadores, los enlaces de entrada y los vídeos, entre otros. Básicamente, si un sitio web no se encuentra dentro de las dos primeras páginas de los resultados de búsqueda, entonces es muy poco probable que los usuarios lo visiten.

Una página online debe contener un número significativo de enlaces entrantes cuyo contenido sea relevante, lo cual llevará a un aumento en los rankings de los motores de búsqueda. Por lo tanto, una de las principales funciones de los consultores SEO es crear palabras claves y frases que coincidan con los patrones de búsqueda de los usuarios.

El SEO consulta y utiliza las palabras claves y las frases para producir artículos y otros contenidos que se añaden a la página web. Al hacerlo, promueven la progresión natural de la clasificación del sitio web y dan estrategias para ayudar al cliente a desarrollar, aún más, la popularidad del mismo.

El proceso parece ser sencillo, sin embargo, SEO no sucede de la noche a la mañana. En realidad, es un procedimiento continuo que puede llevar meses, antes de que los resultados aparezcan. Por lo tanto, es esencial que una vez se logre el ranking deseado, SEO siga siendo un proceso en curso.

El contenido puesto en un sitio debe ser relevante, único para atraer y retener a los visitantes. Para un consultor posicionamiento SEO, el objetivo principal es ofrecer a los clientes toda la información que necesitan, para implementar las estrategias de optimización necesarias a los motores de búsqueda.

¿Se puede confiar en un consultor SEO?

Existen varios programas online y herramientas automáticas para el análisis de SEO, que ofrecen una visión general del funcionamiento del sitio y destacan los aspectos que entran en conflicto con las directrices de Google. Estas herramientas son muy útiles, para tener una idea de lo que hay que hacer y cómo dar los primeros pasos.

Contactar con un consultor de SEO es una opción de inversión con un potencial muy alto, debido a la gran cantidad de usuarios que navegan por Internet todos los días, en busca de servicios. Si se utiliza de forma consciente, la web puede realmente marcar la diferencia para el despegue de un negocio.

El consultor se ocupa de los aspectos comunicativos del sitio, como la redacción de contenidos optimizados, la búsqueda de palabras claves y la inclusión de enlaces autorizados. Todas estas acciones deben ser seguidas por un experto, para que sean efectivas, y si se hacen bien se traducen en una mayor visibilidad, mayor tráfico y conversiones.